YouTube cambia las reglas: ahora ganar dinero con videos será más difícil

17-01-2018
La barrera mínima de entrada para monetizar los videos será más alta y además, YouTube revisará manualmente los videos dentro de su programa preferencial.

El bullado y lamentable episodio del youtuber Logan Paul en Japón trajo consecuencias para YouTube, que ha anunciado cambios que harán que ganar dinero con videos sea todavía más difícil.

En el blog oficial de Ad Words, Google habla de lo que será un “criterio más estricto” a la hora de monetizar los videos. Lo primero y más importante es que se modifica el mínimo para optar a la monetización a través del programa de socios de YouTube: ahora será necesario tener al menos 1.000 suscriptores y más de 4.000 horas de visualización en el canal durante los últimos 12 meses.

Este cambio no es menor, tomando en cuenta que actualmente un canal necesita apenas 10.000 reproducciones para monetizar los videos. Y como comienza a correr desde ya, habrá bastantes canales afectados aunque si se toma en cuenta el total de dinero repartido, las diferencias no serán muchas ya que YouTube asegura que “los creadores de contenido que siguen dentro del programa representan más del 95% del alcance publicitario”.

En otras palabras: los canales más pequeños y que actualmente no ganaban mucho dinero ya no son parte de la plataforma de socios de YouTube. Y para volver a entrar, tendrán que cumplir con las nuevas reglas.

Pero además, habrá un cambio crucial dentro de Google Preferred, el sistema que engloba a los canales más populares y que los conecta con patrocinadores más grandes. Desde febrero, los videos de creadores que estén en Google Preferred serán revisados manualmente y si no cumplen con los estándares de YouTube, no tendrán anuncios (y por ende, no dinero).

Esto es importante porque una de las críticas más graves en el caso del video de Logan Paul fue que a YouTube se le acusa de no haber dado de baja el video de la infamia aún luego de haber sido revisado de forma manual. Con esta nueva regla entonces, YouTube quiere asegurarse de que algo similar no vuelva a suceder.

“No podemos negar que 2017 fue un año difícil y que los problemas afectaron tanto a nuestra comunidad como a nuestros socios”, dicen en YouTube. Por ende, la idea de todas estas modificaciones es que las reglas estén claras y que, de una u otra forma, los usuarios que monetizaban contenido basura o, al menos, cuestionable, tengan una barrera de entrada un poco más alta.

Obviamente habrá que ver como funciona todo desde que se implemente y eso comenzará a suceder entre febrero y marzo de este mismo año. En el papel, las ideas de YouTube no parecen malas pero monetizar videos tampoco lo era en su momento. Y aquí estamos, viendo videos de cadáveres y otras payasadas.

 

Quién es el estúpido de Logan Paul, el youtuber que publicó el video de un hombre ahorcado

Contanos que te pareció la nota