Un joven de 18 años internado en un hospital mental era el autor de 40 llamadas a colegios

12-10-2017
   Por otro lado, también se logró dar con una chica de 18 años que habría propiciado que su hermana, cinco años menor, realizara amenazas contra un colegio privado de la zona céntrica de Ramos Mejía.

Un joven de 18 años que se hallaba internado en un hospital de salud mental fue identificado como el responsable de realizar, por encargo, más de 40 llamados de amenaza de bomba a colegios de las localidades de Ramos Mejía y San Justo, en la zona oeste del Gran Buenos Aires.

Según informaron fuentes policiales esta mañana, las sospechas apuntan a que el joven realizaba amenazas de bomba por encargos que le habrían realizad estudiantes por intermedio de redes sociales.

Efectivos de Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza lograron identificar al autor de los llamados, mientras se encontraba internado en un centro de salud mental, al que, según se supo, fue enviado por sus padres por graves problemas de conducta, informaron fuentes ligadas a la pesquisa.

Los llamados que se le adjudican habrían sido realizados en el mes de octubre contra establecimientos de Ramos Mejía, varios de ellos en el barrio de Lomas del Millón, y San Justo, del partido de La Matanza, en horario diurno.

    Además, fue identificada una joven de 18 años en su casa de la localidad de Ramos Mejía junto a su hermana de 13 que, según establece la investigación.

Según pudo constatarse, la mayor de las jóvenes harbía conminado a su hermana a realizada una llamada de amenaza de bomba contra el Colegio French, situado a pocos metros de la estación de Ramos Mejía.

En el último mes la provincia de Buenos Aires gastó unos 60 millones de pesos por los operativos que se hicieron debido a las 2400 falsas amenazas de bomba que hubo en las escuelas, según trascendió de datos oficiales, mientras que también se perdieron decenas de horas de clase en varios establecimientos, en tanto que se iniciaron más de 120 causas, muchas de ellas contra los padres de menores responsables de las intimidaciones.

Contanos que te pareció la nota