Triaca negó ser empleador en negro de su ama de llaves pero reconoció el nombramiento en el SOMU

17-01-2018
"No tiene nada que ver con una compensación a su trabajo y a ninguna otra cuestión"

El ministro de trabajo Jorge Triaca negó ser empleador de la mujer que fuera insultada a través de audios y reiteró las disculpas por el exabrupto cometido “en el marco de una situación muy estresante”.

“La quinta que se hace mención en ese audio perteneció toda la vida a mi padre, mi hermano Carlos es quien la administra, él tenía a Sandra (Heredia) a su cargo y la tenía formalizada”, manifestó Triaca.

El audio es de hace cuatro meses atrás, es cierto que yo cometí ese exabrupto y lo cometí en el marco de una situación para mi muy estresante“, añadió el ministro en declaraciones formuladas esta mañana a radio Mitre.

El audio fue difundido a través de las redes sociales ayer, y en el se escucha al funcionario nacional dirigiéndose con el término de “pelotuda” a la empleada que trabaja para la familia desde 2012.

   “¡Sandra no vengas, eh! No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda!”, le advirtió Triaca a través de un audio de WhatsApp que trascendió.

Esta mañana el ministro relató que habitualmente los sábados se dirige con su automóvil a la quinta en cuestión para recibir personas por cuestiones de trabajo pero que al arribar no encontraba la silla de rueda con la que se desplaza.

El exabrupto fue como producto de ese enojo, de ese estrés por no tener la silla de rueda y para atender a la gente que tenía que recibir. Le pedí disculpas personalmente y lo vuelvo a hacer publicamente”, aseguró.

Mi hermano la tenía formalizada, en blanco, en la categoría que corresponde. Todo lo que tenga que ver con el vínculo laboral lo resolverá mi hermano dentro del marco de lo que establece la ley”, agregó.

Respecto al trabajo que Sandra Heredia desempeñaba en la delegación San Fernando del SOMU aseguró que fue consensuado por el equipo de intervención que, por reunirse los fines de semana en la quinta de Triaca, conocían a la mujer.

Se le ofreció hacerse cargo de esa delegación, lo hizo muy bien y lo sigue haciendo, y cesa su contrato cuando cesa la intervención. No tiene nada que ver con una compensación a su trabajo y a ninguna otra cuestión”, indicó el ministro.

Contanos que te pareció la nota