Terrible: la autopsia revela que a Anahí Benítez la enterraron viva

09-08-2017
Anahí Benítez, la joven de 16 años que fue asesinada en la localidad bonaerense de Llavallol, habría sido enterrada viva y de esa manera se produjo su muerte por asfixia.

La escalofriante posibilidad fue planteada por el abogado Lucio de la Rosa, defensor del único detenido por el hecho, Marcos Bazán.

De la Rosa sostuvo el cuerpo de la adolescente tenía tierra en la boca y “pudo morir asfixiada en el momento de ser enterrada” después de perder el conocimiento en el predio perteneciente a la reserva natural de Santa Catalina.

El abogado, en diálogo con la prensa, indicó que “la autopsia dijo que la víctima tuvo pérdida de conocimiento y que producto de tierra que le pudieron encontrar en la boca, se puede determinar que pudo morir por asfixia en el momento que fue enterrada”.

Las pericias en el cuerpo de la adolescente revelaron que fue golpeada en la cabeza en forma imprevista, aunque la lesión recibida no habría podido ocasionar su deceso.

Bazán fue indagado este miércoles por la fiscal Verónica Pérez en torno al crimen de la chica cuyo cuerpo fue encontrado el viernes último, luego de ausentarse el sábado anterior.

Por la madrugada de la misma jornada, se había producido la liberación del profesor de matemáticas Leonardo Agostino, que había sido arrestado en primera instancia, aunque seguirá por el momento como imputado.

Según se supo, Bazán aseguró que no conocía a la chica asesinada y ratificó lo que horas antes había mencionado su novia Florencia ante los medios, que pudo ver a un extraño encapuchado el domingo 30 de julio pasado en el predio de la reserva.

En tanto, dijo que a la humilde casa en la que residía a unos 300 metros del lugar en el que fue encontrado el cuerpo y cerca de la estación Santa Catalina de la línea Roca Haedo-Temperley, sólo accedían cinco personas: él, su novia, su madre y dos amigos.

AMR/LDC

Contanos que te pareció la nota

Noticias más leidas

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.