Procupación de los lilitos: El PRO los mandaría a competir en la PASO

19-12-2016
"La cuestión del estado de salud de Elisa es un factor nuevo en la estrategia de su accionar político en 2017". El diputado sentenció: "No es lo mismo Cambiemos con la CC que sin la CC".

elisa-carrio-camara-diputados-dyn_claima20160407_0309_28

“La cuestión del estado de salud de Elisa Carrió es un factor nuevo en la estrategia de su accionar político en 2017. Está su decisión personal, la marcha del escenario general del país y las cuestiones partidarias de la Coalición Cívica (CC). Pero, es verdad, su estado de salud, tema que se ha agregado en los últimos meses, no es un tema menor”, confesó el diputado nacional Fernando Sánchez, una de las espadas clave de la chaqueña en el partido y en la Cámara baja.

Sánchez, que de alguna manera puso en duda la candidatura de Carrió en 2017 por los cuidados que debe darle a su salud, indicó que la CC no tiene vocación por los espacios de poder a partir de cargos públicos. “Nosotros vamos por el ejercicio de nuestra legitimidad, y aunque parezca que no estamos en el poder, porque no tenemos cargos públicos relevantes, nadie puede dudar que sí influimos en el poder. Solo hay que ver la acción de Elisa Carrió”.

Pero la realidad indica, como este sitio ha venido sosteniendo, que a Carrió como a todos los aliados de Cambiemos “los mandarán a las PASO” a competir con el PRO.

En esas condiciones las expectativas de Carrió quedan sumidas a apenas un dos por ciento, tal como le ocurrió en las PASO 2015. De esa manera no sólo no podría intercalar candidatos propios en las listas sino que su futuro legislativo estaría amenazado por la falta de votos propios.

Aunque Sánchez sostiene que “Cuando tenemos que decir algo en contra, lo decimos con transparencia”, hay dos cuestiones ineludibles: el PRO busca afianzar bloques legislativos propios, sin fisuras. Y por otra parte, la sumatoria de desplantes, denuncias y aprietes de la legisladora colmaron la paciencia no sólo de los funcionarios sino del propio presidente.

Otros observadores políticos consideran que se trata de una manera de presionar para la apertura de las listas, por eso el diputado lilito explica que “en el ámbito nacional, Lilita tiene una gran legitimidad, tanto en la provincia como en la Capital. En provincia pueden andar en unos 25 puntos de base en intención de voto. En Capital, esa cifra es superior”.

Sin embargo en la estrategia del PRO se estima que las figuras de arrastre son el propio Macri en en el caso de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. No hay espacio ni ánimo de compartir o mediatizar el triunfo que estiman ocurrirá en las legislativas de octubre próximo.

Ayer Carrió, al referirse a su futuro político, indicó que “no sé cuál es mi destino, ni siquiera de mi vida personal. O si tengo o no destino político. O sea… no me interesaban las encuestas antes y no me interesan ahora. Puedo ser candidata o no serlo. Preferiría no serlo. Yo quiero servir a la República. Si es imprescindible van a contar conmigo, y si no, tendré derecho al descanso”.

 

 

Contanos que te pareció la nota