Podrías saber todo de tu pareja circunstancial de acuerdo a la forma en que duerme

11-01-2017
Si quieres descubrir lo que realmente sientes por tu pareja circunstancial o no tanto, o necesitas saber qué piensa él o ella de vos, seguí leyendo. La forma en la que se acuesta revela muchas cosas

pareja

Dormir es una de las tantas actividades diarias que realizamos de manera inconsciente. Uno puede ponerse su mejor pijama, quitarse las medias y apoyarse en su amada, pero pasados unos minutos, cuando el sueño lo invada, hará lo que realmente quiere hacer: irse al otro lado de la cama y llevarse toda la sábana por el camino. O no. Igual da la espalda, o abraza con más fuerza a su amor… Un sinfín de posibilidades que ahora sabemos lo que significan. Si quieres descubrir lo que realmente sientes por tu par, o necesitas saber qué piensa tu churri de ti, sigue leyendo. Te va a sorprender.

1) La cucharita

Parece tierno, pero indica cierta dominación sexual. Este abrazo tierno por la espalda revela que el receptor del cariño es el pasivo de la pareja, en el ámbito sexual. Esta postura, que adopta el 18% de las parejas a la hora de dormir, también indica pasión, porque es un preliminar muy claro para un posible coito, detallan en ‘Cosmopolitan‘. Ya sabemos que el roce hace el cariño, y normalmente el que abraza se pone muy tierno. Este último también siente instinto protector hacia su pareja, a la que intenta apoyar y defender inconscientemente.

2) Apoyado contra el pecho

El que se acurruca bajo el pecho el otro, siente su corazón. Esta postura revela un amor muy puro y amable. La suelen practicar las parejas que llevan poco tiempo, que se encuentran en ese periodo de luna de miel. No es demasiado cómoda, pues llega un momento en el que el cuello recostado comienza a resentirse y la circulación del brazo del receptor comienza a no ir bien.

Se trata de una postura muy enriquecedora. “Crea una sensación de protección que demuestra un alto nivel de confianza, ya que al acurrucarse en el otro miembro se demuestra intención de fortalecer esa relación”, asegura la psicóloga y terapeuta matrimonial Shirley Glass.

3) Cucharita en el borde de la cama

Esta posición denota compromiso al cien por cien. Cuando uno se aleja, el otro tiende a extender la mano y seguir a su compañero. Al final acaban los dos juntos, en el borde de la cama. Esto significa que estarán juntos en los momentos importantes de la vida, que se siguen en las alegrías y las penas

Esta postura puede derivar en otra conocida como la ‘cucharita forzada’, en la que una de las partes se desvía hacia el otro lado de la cama y la otra la persigue para abrazarla por la espalda. Los expertos explican que esta persecución puede significar dos cosas: que la persona a la que tratan de abrazar quiere huir por algún motivo oculto o que está jugando a ponérselo difícil.

4) Entrelazados

Pasión pura. Ambos tienen unidos los brazos, las manos y las piernas. Las caras están muy cerca la una de la otra. Esta postura revela una pasión y amor desmesurado entre los dos.

5) Entrelazados y cara a cara

Esta postura tan íntima es de las menos comunes. Suele darse cuando hay emociones intensas (como después de practicar sexo) o al inicio de las relaciones. En ese momento en el que no puedes dejar de mirar a la otra persona y te encanta todo lo que hace y cómo lo hace. Si esta posición se mantiene a lo largo de toda la relación no es buena señal, pues demuestra dependencia sentimental y sexual, ya sea por ambas partes o solo por una.

6) Contacto vía mano

Esta postura es habitual de las parejas asentadas, que ya llevan muchas noches juntos a sus espaldas. Estas se contentan con solo apoyar la mano sobre la otra persona, para demostrar que están ahí, al lado pero no encima. Este tipo de cuchara suelta suele darse en las parejas que ya tienen una relación madura, en la cual cada miembro quiere volver a una posición en la que consiga disfrutar de un sueño de calidad”, explica Paul Rosenblatt, autor de ‘Two in a Bed: The Social System of Couple Bed Sharing’ (Ed. State University of New York Press).

7) Espalda con espalda

Si ambos están espalda con espalda implica comodidad y confianza plena en el otro. Ambos se encuentran en un nivel tan bueno de la relación que prefieren dormir cada uno a su bola. Los dos están realmente conectados y seguros de sí mismos. Esta postura, que es una señal de que la relación marcha perfectamente, es la que adopta el 30% de las parejas.

8) Cada uno en un lado

Esta postura revela independencia sana. Ambas partes están relajadas y cómodas la una con la otra. Curiosamente, los expertos han detectado que dormir así es más común entre las parejas que acaban de empezar o que llevan juntas menos de un año que en las de larga duración.

 

elconfidencial / MF

Contanos que te pareció la nota