‘No pidas otra copa’: la pulsera que te avisa en tiempo real de cuánto alcohol has bebido

05-01-2017
Este nuevo dispositivo, presentado en el CES 2017, nos permite conocer con precisión de cirujano el nivel de alcohol en sangre con el que contamos en un momento determinado

imagen-sin-titulo-1

Por Andrés Rodríguez | Se trata de una pulsera que cuenta en su parte inferior con un sensor transdérmico que es capaz de leer a través de nuestra piel.

Su funcionamiento es muy sencillo: el dispositivo, gracias a su detector electroquímico, es capaz de analizar la cantidad total de moléculas de etanol que aparecen a través de nuestra piel tras haber bebido. A partir de ahí, comienza su lectura detallada en tiempo real del nivel de alcohol que tenemos en sangre.

BACtrack Skyn puede conectarse a nuestro teléfono móvil a través de una app, lo que nos sirve para tener un registro completo sobre el comportamiento del alcohol en nuestro cuerpo. Así, no sólo podremos tener a mano los datos en tiempo real o un histórico sobre nuestro nivel de alcohol, sino que podemos saber detalles como cuánto tarda una bebida en hacernos efecto o incluso hacernos una progresión de cómo afectaría a nuestro sistema la ingesta de una copa más.

 

De igual manera, esta pulsera se puede configurar para que nos avise -por vibración o sonido- en qué momento hemos superado un determinado límite de alcohol en sangre, previamente establecido por nosotros, y nos pida que dejemos de beber. La compañía ya ha anunciado que será durante el próximo verano cuando este dispositivo se ponga a la venta, por un precio de 99 dólares y que puede llevar su correa de serie o incluso una exclusiva para Apple Watch.

El uso de BACtrack Skyn está básicamente pensado para el autocontrol ciudadano, con la intención de que un usuario pueda saber cuánto alcohol ha ingerido, cómo lo ha metabolizado su organismo y si está en condiciones óptimas de poder conducir un vehículo dentro de los límites que marca la ley. Eso sí, los datos ofrecidos sólo son válidos una hora después de la toma del control, pues es el periodo máximo que dura el efecto del alcohol en la piel.

 

Contanos que te pareció la nota