Nahir Galarza volvió a cambiar su declaración y aunque disparó dos veces dice que “fue accidental”

17-01-2018
   La joven fue trasladada ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa  y luego fue llevada nuevamente a la Comisaría del Menor y la Mujer en la que se encuentra detenida desde el pasado 2 de enero.

Nahir Galarza, la joven de 19 años que confesó haber asesinado a su ex novio en la ciudad de Gualeguaychú el pasado 29 de diciembre, amplió hoy su declaración indagatoria ante los tribunales entrerrianos y aseguró que los disparos fueron “accidentales“.

Esta sería la tercera versión del asesinato del joven ya que en un primer momento reconoció sin vueltas su autoría producto de un impulso irrefrenable, luego insinuó la existencia de una incomprobable violencia de género y ahora sostiene que ambos disparos fueron accidentales.

Según trascendió en medios locales, la adolescente, que estuvo unas tres horas ante el fiscal, amplió su declaración tras un pedido realizado este martes por la mañana por su defensa al juez de Garantías Guillermo Biré.

La estrategia de la defensa apunta a mejorar la posición de la acusada, quien ahora sostuvo que los dos disparos con los que mató a Fernando Pastorizzo fueron “accidentales” mientras se continúa insistiendo con una supuesta defensa ante un caso de violencia de género.

El fiscal del caso contó ante los medios que la joven permanecerá detenida en la Comisaría del Menor y la Mujer hasta el próximo 4 de marzo, cuando se cumpla el plazo de la prisión preventiva.

En tanto, Rondoni Caffa comenzó a analizar los mensajes del teléfono de Nahir y comprobó que entre la joven y Fernando Pastorizzo se enviaron 104 mil mensajes en el último año.

Este lunes por la noche, el padre del joven asesinado, Gustavo Pastorizzo, encabezó una concentración que se realizó en las calles de Gualeguaychú para reclamar justicia por Fernando.

“El apoyo de la gente es increíble y es lo que me mantiene con fuerzas a mí y a la memoria de mi hijo; no sólo en la ciudad, sino en el país y en el mundo entero. Puedo asegurar que si la gente pudiese haber venido de los lugares de los que me han escrito, estarían todos acá: de Francia, Colombia, Chile, Paraguay”, comentó Gustavo.

Además, el padre del adolescente asesinado con el arma reglamentaria del padre de Nahir dijo que “la fuerza me la da él y toda la gente que se ha solidarizado. Fernando dejó de ser mi hijo para ser el hijo de todos”.
GO/OM

Contanos que te pareció la nota