La hipertensión triplica el nivel de riesgo cardíaco en mujeres

16-05-2018
   La HTA es una enfermedad silenciosa, asintomática, que no posee cura (aunque sí tratamiento), y sólo puede ser detectada mediante controles.

La hipertensión arterial (HTA) duplica el riesgo de padecer un infarto de miocardio en hombres y lo triplica en mujeres por lo que, al conmemorarse mañana el Día Mundial de la enfermedad, los especialistas destacaron la importancia de prevenirla.

Posiblemente los tres campos más importantes para la salud en la actualidad sean el avance de los estudios por imágenes, la genética y los cambios en la conducta.

Esta última hace referencia justamente a la prevención, es decir, a evitar malos hábitos, dañinos para nuestro bienestar. Y es aquí donde entran en escena factores como la Hipertensión Arterial (HTA), hoy considerada como el principal factor de riesgo cardiovascular.

“La prevención es uno de los aspectos más importantes sobre la salud. Nos enfocamos día a día por conocer y entender a las diferentes enfermedades y sus complicaciones, pero en realidad, ¿cuánto sabemos sobre la salud? El popular refrán “prevenir es curar” está más vigente que nunca, debemos trabajar más sobre los aspectos saludables y factores de riesgos cardiovasculares que acechan a nuestro cuerpo”, explicó Carlos Reguera, médico cardiólogo y Jefe del servicio de Cardiología y Medicina Preventiva en INEBA.

Está establecida como una de las principales causas de Accidentes Cerebro Vasculares (ACV), aumenta las probabilidades de sufrir un infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca o enfermedad renal.

A su vez, provoca un daño vascular sistémico que lleva al deterioro neuro-cognitivo en etapas tempranas de la vida, conocido como demencias vasculares.

Los factores de riesgo siguen aumentando año tras año y la enfermedad cardiovascular continúa siendo la primera causa de muerte en el mundo.

Desde la infancia debemos adoptar medidas saludables como realizar actividad física, mantener un peso ideal, evitar el sedentarismo y mantener una dieta variada, entre otros.

“Actualmente estamos viendo gente cada vez más joven con HTA, esto seguramente es el producto de no hacer las cosas bien con antelación. La realización de controles periódicos nos permite la detección, el diagnóstico y el control evolutivo de la enfermedad.

Pero no debemos olvidar hacer hincapié en las modificaciones de conducta. Pequeños cambios – sostenidos en el tiempo – conllevan grandes beneficios para la salud. Todo es esfuerzo y dedicación, pero siempre hay que pensar en progreso, no en perfección”, agregó el especialista.

   A nivel mundial, para el año 2025 cerca de 600 millones de personas podrían verse afectadas por la hipertensión si no se modifican los hábitos.

En la Argentina la prevalencia de la enfermedad es de aproximadamente al 35%. Este porcentaje se incrementa en más del 60% cuando se incluye a los mayores de 65 años.

El envejecimiento poblacional, la obesidad y el sedentarismo podrían contribuir a elevar a aún más la prevalencia de la enfermedad durante los próximos años.

Entre los órganos más afectados por esta patología se encuentran el corazón, el cerebro, los riñones y la vista. A su vez, la hipertensión duplica el riesgo de padecer un infarto de miocardio en hombres y lo triplica en mujeres.

A qué señales del cuerpo prestar atención
Los principales síntomas a los cuales prestar atención son los siguientes, aunque la enfermedad podría cursar asintomática por muchos años:

· Cefalea.
· Rubor facial.
· Mareos.
· Visión doble.
· Taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria).
· Taquicardia (aumento de la frecuencia cardíaca).
· Zumbidos en oídos.
· Náuseas.
· Sangrado nasal.
· Fatiga.
· Cansancio.
· Dolor en el pecho.
· Disfunción eréctil .
LDC

Contanos que te pareció la nota