La CGT reune a su Comité Confederal para apostar al diálogo con el Gobierno

02-10-2017
El debate girará también en torno a la reforma laboral como telón de fondo.

La cumbre se desarrollará  en el teatro Empire, ubicado en la calle Hipólito Yrigoyen 1934, en el barrio porteño de Congreso: se trata de un plenario ampliado con los secretarios generales de todas las organizaciones de la central obrera, quienes analizarán a micrófono abierto la situación del país y propondrán mociones sobre los pasos a seguir, que luego se someterán a votación.

En este encuentro, puntualmente, los dirigentes cegetistas evaluarán la actual situación social y económica y definirán los pasos a seguir, aunque ya esta descartada la posibilidad de realizar un paro general, como promovían los sectores más “duros”, entre ellos el moyanismo.

Luego de restablecer el diálogo con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y de acercar posiciones tras la tensión por la marcha a Plaza de Mayo, la postura conciliadora de los sectores “dialoguistas” que encarnan los gordos e independientes de los grandes gremios prevalecerá en el Confederal.

La semana pasada, la cúpula de la CGT se reunió con las autoridades de la Conferencia Episcopal: durante el encuentro, los dirigentes sindicales plantearon su “preocupación” frente a los posibles proyectos de reforma de las leyes laborales luego de las elecciones de octubre próximo”.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró tras reunirse con la conducción de la CGT en la sede de Azopardo que “la reforma laboral brasileña no es un espejo para la Argentina” y negó que exista en curso un proyecto para cambios previsionales.

“Si bien hay muchos temas que trabajar en agenda, se avanzará entendiendo que a partir del consenso se generan políticas duraderas”, consideró el funcionario.

La controvertida ley de reforma laboral en Brasil aprobada en julio flexibiliza formas de contratación, modifica los esquemas de despidos, privilegia negociaciones por empresas por sobre las colectivas y recorta licencias.

Además, se introdujeron modificaciones en las jornadas laborales, que pueden llegar hasta las 12 horas (acompañadas con otras 36 horas de descanso) y con un límite de 44 horas por semana.
POL/LY/FRA

Contanos que te pareció la nota