Estudio determina que ver mucho porno reduce el tamaño del cerebro

27-12-2016
Científicos alemanes, perteneciente al instituto Max Planch en Berlín,  postularon que mirar mucha pornografía puede reducir el tamaño del cerebro.  

ver-porno

La investigación determinó que una parte de este órgano, que se activa cuando los individuos se sienten motivados o recompensados, se encoge a medida que se consumen estas imágenessexuales y, en consecuencia, dicha zona actúa de forma menos eficiente.

Según el trabajo, replicado por el diario La Vanguardia, es probable que las personas que ven muchas películas porno  necesiten contenidos cada vez más explícitos para conseguir el mismo estímulo sexual.

Los autores también estiman que los individuos que ya tienen el llamado cuerpo estriado más pequeño (una región cerebral asociada con el procesamiento de la recompensa y la conducta motivada) pueden ser más propensos a consumir cintas triple X.

El doctor Simone Kühn, uno de los autores principales del estudio, reconoció que “no está claro, por ejemplo, si ver porno conduce a cambios en el cerebro o si las personas que nacen con ciertos tipos de cerebros acaban viendo más este género”. Pero encontró que el volumen del cuerpo estriado “era más pequeño en las personas que acreditaban un consumo mayor” de este tipo de materiales.

“Por otra parte, se encontró que otra región cerebral, que es también parte del cuerpo estriado que se activa cuando la gente ve estímulos sexuales, muestra una menor activación entre los participantes del estudio que consumían más cantidad de pornografía”, agregó el experto.

Para realizar el trabajo, Kühn y su colega Jurgen Gallinat, perteneciente la Universidad Charité, reclutaron a 64 hombres sanos de entre 21 y 45 años. A cada uno de ellos se le hizo preguntas sobre sus hábitos de consumo de películas condicionadas. A su vez,  se tomaron imágenes de sus cerebros para medir su volumen y detectar cómo éstos reaccionaban a imágenes eróticas.

Los expertos hallaron diferencias significativas entre los voluntarios que se abstuvieron y los que accedieron con regularidad a vídeos o imágenes sexuales. Pero otros investigadores estimaron que la pornografía con moderación probablemente no sea perjudicial.

Contanos que te pareció la nota