Escándalo en River: podría jugar la Copa Libertadores pero sin los involucrados en el dopping

22-06-2017
Posible "contaminación" de una partida de pastillas de suplemento dietético

Un escándalo afectó este jueves a River, al conocerse una batería de casos de doping en partidos de la Copa Libertadores, que se sumaron al revelado en la víspera de Lucas Martínez Quarta, por haber ingerido una pastilla supuestamente “contaminada”, según dejó trascender a modo de defensa la dirigencia “millonaria”.

Este jueves, a la notificación de Martínez Quarta -ya suspendido provisionalmente por Conmebol- se agregó el uruguayo Camilo Mayada y se incluiría en las próximas horas al delantero Sebastián Driussi.

La sustancia por la que dieron positivo el control antidopaje el jugador uruguayo y el delantero sería la misma que la de Martínez Quarta: un diurético. Podría haber más casos dentro del plantel. 

En ese sentido, la dirigencia de River se imagina una sanción de tres a seis meses para todos los implicados, aunque intentará defender la situación a partir de la “contaminación” de una partida de pastillas que consumieron los jugadores del plantel profesional.

River fue notificado de los casos de Martínez Quarta (vs Emelec) y Mayada (contra Melgar) por Conmebol, mientras que Driussi (ante Independiente Medellín) y otros tres futbolistas son suposición del cuerpo técnico-médico de River, ya que formaron parte de los controles antidopaje realizados en los encuentros de Copa Libertadores.

Según pudo reconstruir la agencia NA, el cuerpo médico del plantel decidió darle un suplemento de cafeína y efedrina a partir de los primeros días de mayo a todo el plantel “millonario” por la seguidilla de partidos que debían afrontar.

Al parecer, el laboratorio de confianza del cuerpo médico que se encargó de la confección de las pastillas involucró dosis fuera de lo permitido por la agencia Antidopaje.

Los controles de la Conmebol, entonces, determinaron los casos positivos en Martínez Quarta (contra Emelec el 10 de mayo) y Mayada (frente a Melgar el 18 de mayo), a los que se sumaría Driussi, quien ingirió las pastillas y fue al antidoping contra Independiente Medellín de Colombia, en la última fecha del Grupo 3, en la derrota 1-2 de los dirigidos por Marcelo Gallardo.

Ahora se iniciará un trabajo contrarreloj de la dirigencia de River, porque debe presentarse el próximo 4 de julio por la ida de los octavos de final de la Libertadores contra Guaraní de Paraguay.

Suspensión y sanción

En todo este escándalo, lo único de lo que fue notificado River respecto a suspensión es la de Martínez Quarta, quien no podrá actuar ni por torneo local ni por competencias Conmebol de manera provisoria.

Esto es meramente cronológico, porque el doping del joven defensor fue en el primer partido que disputó River luego de que sus jugadores tomaron los suplementos.

Por esa razón, se presume que en estas horas el organismo que rige los destinos del fútbol sudamericano comunicará la suspensión provisoria de los otros implicados.

El club “millonario” realizó el descargo por Martínez Quarta el miércoles por la noche, por lo que el defensor de 21 años no estaba suspendido de manera provisoria cuando anotó el gol decisivo en el triunfo ante Aldosivi.

“La sustancia detectada es hidroclorotiazida (diurético)”, según expresó River de manera oficial y se indicó que “este tipo de producto detectado no se encuentra en el menú de medicamentos de utilización cotidiana”.

“El jugador aseguró no haber tomado medicación alguna no prescripta por la institución. A su vez, River presentará los descargos correspondientes, debido a que se desconocen los motivos de esta situación”, afirmó.

Contanos que te pareció la nota

Noticias más leidas

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.