El obispo de Lomas suplicó por “noticias ciertas, no mediáticas” sobre Santiago Maldonado

30-08-2017
Lugones rechazó "una manipulación de la información" y exigió "respuestas coherentes de los responsables"

El obispo de Lomas de Zamora,, monseñor Jorge Lugones, pidió y suplicó “tener noticias ciertas, no mediáticas”, sobre el paradero del joven artesano Santiago Maldonado, desaparecido luego de un operativo de Gendarmería en la comunidad mapuche de Pu Lof en el departamento chubutense de Cushamen.

Santiago fue visto por última vez el 1º de agosto, después de reclamar junto con una comunidad mapuche en la localidad de Chubut, Cushamen.

   “Pedimos y suplicamos tener noticias ciertas, no mediáticas, no una manipulación de la información, sino respuestas coherentes de los responsables”, sostuvo en la carta hecha pública el jesuita monseñor Lugones. 

En la misiva explicó que “como veinticinqueño me uno al sufrimiento por este hermano nuestro nacido en el mismo pueblo, hoy ciudad de 25 de Mayo. No podemos resignarnos a no tener noticias ciertas, esta incertidumbre se hace muy pesada y posiblemente genere más angustia y desazón”.

“Estoy rezando por todos ustedes, especialmente los que conocen a Santiago y han hablado tan lindo de él. No podemos resignarnos a no tener noticias ciertas, esta incertidumbre se hace muy pesada y posiblemente genere más angustia y desazón”, manifestó el prelado.

   Reclamo en los festejos del día de Ceferino Namuncurá 

Casi 70 mil personas personas llegaron al Valle Medio de Río Negro para celebrar el natalicio del indio mapuche Ceferino Namuncurá y el 10° aniversario de su beatificación.

En la ocasión, la Iglesia católica adhirió a los reclamos contra las plantas nucleares, la megaminería y por los desaparecidos Maldonado y Daniel Solano, joven trabajador rural salteño, quien fue visto por última vez el 5 de noviembre de 2011 en Choele Choel (Río Negro).

Un fuerte mensaje contra la energía nuclear, un llamado a tomar conciencia sobre los efectos de las acciones extractivas como la megaminería; la promesa de seguir luchando para que desaparezcan las plantas nucleares que hay en el país y el reclamo de justicia por los jóvenes desaparecidos, como Daniel Solano o Santiago Maldonado, fueron formulados el domingo por miembros de la Iglesia Católica en la localidad rionegrina de Chimpay.

En la primera estación de las cinco que tuvo la peregrinación, el cura Luis García, de la diócesis de Viedma, remarcó el papel que tuvo la sociedad rionegrina en el rechazo a la instalación de la planta de energía nuclear en la provincia que quería construir el gobierno nacional en territorio rionegrino con financiamiento chino.

“Logramos que ese pedido, hace tres días se convierta en realidad y el gobierno rionegrino reconoció que el pueblo de Río Negro no quería la planta nuclear ni en la provincia ni en ningún lugar del mundo”, enfatizó.

A su vez, en otra de las estaciones, Cristian Bonin –cura párroco de Choele Choel- hizo un llamado a la justicia por el caso de la desaparición y homicidio de Daniel Solano: “Él llegó para trabajar y fue asesinado y desaparecido el 5 de noviembre del 2011 y se espera justicia”, manifestó.

El nuevo obispo de Neuquén, Fernando Martín Croxato, convocó a la paz y habló del caso Maldonado.

Contanos que te pareció la nota