El Gobierno no cedió y el Polo Obrero levantó el acampe pero amenazó volver para la semana de Navidad

05-12-2017
  El reclamo generó complicaciones para los conductores durante toda la tarde del lunes, aunque solo se vio afectado por la protesta uno de los carriles de la 9 de Julio, al tiempo que el Metrobús funcionó con normalidad.

Militantes del Polo Obrero levantaron hoy el acampe que habían establecido frente al Ministerio de Desarrollo Social, ubicado sobre la avenida 9 de Julio, para reclamar, entre otras cosas, un bono de fin de año para los beneficiarios de planes de trabajo.

Los manifestantes solicitaban que las autoridades de la cartera que dirige Carolina Stanley aprueben un bono de fin de año para todos los beneficiarios de cooperativas de trabajo, que actualmente cobran cerca de 4.400 pesos.

También exigían que ese “plus” les sea otorgado a todos los que perciben la Asignación Universal por Hijos (AUH), mientras que impulsaban tres leyes propias sobre la economía popular.

   Asimismo, solicitaron un aumento de cupos en los programas sociales de ese tipo y “el pase a planta permanente” de algunos empleados estatales, entre otros puntos.  “Ya nos reunimos con el Gobierno y la respuesta fue negativa.

Necesitamos que la ministra (Stanley) atienda las necesidades; ni siquiera sabemos si está en el país, porque en la última reunión nos dijeron que estaba fuera del país”, explicó a NA Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero.

La agrupación pretendía quedarse en el lugar con sus carpas “por tiempo indeterminado”, en el marco de una protesta que se replica en varias provincias, hasta conseguir un encuentro con la funcionaria, aunque esta mañana el acampe fue levantado.

De acuerdo con lo que anunciaron, si para el 22 próximo no son recibidos por las autoridades nacionales, analizan tomar una medida similar los días 23 y 24, a la que denominarían “La Navidad de los pobres”, con nuevos acampes en la Avenida de Mayo y 9 de Julio y una choriceada.

“No hay nuevos puestos de trabajo, hay una situación social muy grave y diciembre es un mes muy particular en el que las tensiones sociales en los barrios crecen porque hay un gasto excepcional y miles de familias no tienen ni siquiera la posibilidad de poner un pan dulce en la mesa”, detalló Belliboni.

   En la marcha, los militantes se expresaron además en contra de las reformas laboral y previsional que impulsa el oficialismo y en rechazo de los “tarifazos en gas y luz”.

“Denunciamos el pacto de las organizaciones sociales y la CGT con el Gobierno, pacto que renuncia a desenvolver acciones de lucha por las reivindicaciones del movimiento popular”, precisó el Polo Obrero en un comunicado.

Contanos que te pareció la nota