El Caribe intenta recuperarse tras el paso de dos huracanes

11-09-2017
Antigua y Barbuda y las Antillas Menores buscan cómo resurgir tras recibir dos huracanes, Irma y José, en el espacio de cuatro días, dejando hasta el momento unos 29 muertos. 

Dichas islas, entre ellas San Martin y Santo Tomás, fueron arrasadas por las lluvias y los vientos de más de 200 kilómetros por hora causadas el pasado miércoles por el paso del huracán Irma, en ese momento de categoría 5, cuyo ojo hizo impacto a escasos kilómetros.  Las autoridades de esa isla han empezado hoy a evaluar los daños.

En el caso de Barbuda, la más afectada, fuentes oficiales reiteraron hoy las palabras del primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Borwne, en el sentido de que más del 95 % de todos lo edificios de la isla presentan daños en sus infraestructuras y más de un 60 % de la población se quedó sin casa debida al paso.

A esa destrucción contribuyó principalmente, además de las lluvias y los vientos, el hecho de que su relieve sea prácticamente plano.  Pero el paso cercano ayer del huracán José, en este caso al norte de Barbuda, no dio tregua a la isla a la que trajo intensas lluvias, pero no destrucción al dar un viraje de última hora.

En declaraciones a Efe, el barbadiense John Carter, de 67 años, jubilado y fontanero de profesión, manifestó que durante su vida en las islas nunca había experimentado nada igual.  ‘Parecía que era el fin del mundo’, dijo.  Pero tras esa visión apocalíptica Carter se mostró convencido de que la isla ‘va a salir adelante aunque tarde algunos años’.

Por su parte, un funcionario del ejecutivo local, que quiso preservar su anonimato, explicó a Efe que Antigua y Barbuda no podrá recuperarse en solitario.  ‘Necesitamos y mucho la ayuda de otras naciones, aunque pareciera que ya no importamos desde que el huracán Irma está más al norte’, añadió.  San Martin, un territorio que comparten Holanda y Francia, también busca ahora la manera de avanzar.

Aunque en los primeros momentos tras el paso del huracán Irma, Francia envió ayuda en forma de agua y comida, así como a San Bartolomé, y Holanda refuerzos con la marina holandesa, dichas islas también buscan renacer.  Sus 40.000 habitantes buscarán la forma de salir adelante en una isla donde el 70 por ciento de las viviendas resultaron parcial o totalmente destruidas.

Medios digitales locales reproducen declaraciones del primer ministro holandés, Mark Rutte, en las que señala que la situación sigue siendo ‘nefasta’ y dijo que para evitar que continúen los saqueos se ha reforzado la seguridad con un contingente de 230 policías procedentes de Holanda.

Una situación similar deberá afrontar, en el norte caribeño, Turcos y Caicos, también azotada esta semana por el huracán Irma, y donde varios voluntarios canadienses han comenzado a ayudar en las tareas de recuperación de la energía eléctrica, el principal problema tras el paso del ciclón.

En cuanto a Irma, las cifras de fallecidos siguen creciendo y se sitúa en, por lo menos, 29 personas.

Al menos once personas murieron en San Bartolomé y San Martín, cuatro en las Islas Vírgenes de EE.UU. y el mismo número en las británicas y uno en Barbuda, al igual que en Barbados y en Anguila, cuatro en Turcos y Caicos mientras que en Puerto Rico, tres fallecieron en hechos relacionados con las condiciones climatológicas causadas por el huracán, según datos de distintas organizaciones de socorro y manejo de emergencias.

Menos problemas tendrán Anguila, Saba y San Eustaquio o Montserrat, San Cristóbal y Nieves, cuyos daños han llegado en forma de inundaciones.

 

Por qué los huracanes llevan nombres de personas

 

Contanos que te pareció la nota

Noticias más leidas

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.