De película: hombre sigue recibiendo cartas de su esposa fallecida hace dos años

04-05-2018
Kate Granger, del condado de Yorkshire del Oeste, en Inglaterra, fue una doctora que batalló durante cinco años contra el cáncer falleciendo en su undécimo aniversario de matrimonio,en 2016.

Desde entonces, Chris Pointon, su esposo, ha estado recibiendo tarjetas de parte de Kate en cada cumpleaños, pese a que ya no está físicamente con su familia.

Lo anterior, debido a que al más puro estilo de la película Ps: I love you, Grander escribió 27 tarjetas de cumpleaños e incluso organizó entregas sorpresivas para su esposo. Es decir, él recibirá un saludo de ella hasta que cumpla 65 años.

La más reciente fue recibida en sus 40 años el pasado 11 de abril, y rezaba: “A mi querido Humpty Dumpty. En tus 40 años ahora, mi precioso ¿se ha ido todo el pelo ya?. Te amo y siempre lo haré. Mucho“. Pointon, señaló al medio inglés Daily Mail, que es “es algo a lo que me estoy acostumbrando poco a poco”, y que las cartas habían sido escritas por Kate “un par de años antes de morir”.

“Había una caja debajo de su cama que no me permitieron abrir hasta después de su muerte. Recibir las cartas y tarjetas ha hecho que perderla sea un poco más fácil”, indicó.

La Dra. Granger, que sufría de cáncer, alcanzó bastante reconocimiento en Inglaterra, luego que liderara una campaña llamada “Hello, my name is….” (“Hola, mi nombre es…”), que instaba al personal del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) a presentarse por su nombre a sus pacientes.

Después de compartir la idea en Twitter, la pareja se llevó la grata sorpresa de que celebridades como Kylie Minogue, Jeremy Clarkson, Richard Branson, David Cameron y el secretario de salud Jeremy Hunt, respaldaran la campaña. Ahora, la iniciativa global se ha llevado a cabo en más de 20 países y casi medio millón del personal del NHS porta insignias de “Hola, mi nombre es …”.

Cabe señalar que la doctora Granger descubrió que tenía cáncer en 2011 después de sufrir un terrible dolor de espalda durante unas vacaciones en California, Estados Unidos. Tras ir al médico, le diagnosticaron un tumor desmoplásico de células pequeñas y redondas (DSRCT, por sus siglas en inglés), una forma rara y agresiva de sarcoma.

Además de promover su campaña, la Dra. Granger se aseguraba de poder estar presente en varios cumpleaños más de su marido, incluso luego de su muerte, por lo que cuando no estaba aprovechaba de escribir tarjetas y las escondía en una cajita debajo de su cama.

Finalmente, Granger murió el 23 de julio de 2016, solo tres días después de recaudar 250 mil libras esterlinas para el Centro de Cáncer de Yorkshire, un desafío que formaba parte de su lista de deseos. Actualmente, Pointon se ha tomado un año sabático de su trabajo para viajar por el mundo y promover la campaña.

De hecho, el año pasado viajó a Nueva Zelanda, Tasmania y Australia, donde dictó 21 charlas en 25 días.

Contanos que te pareció la nota