Conmovedor | Coloca una GoPro sobre su perro guía para documentar la discriminación que sufre por ser ciego

09-01-2017
Actualmente Amit Patel es voluntario en una asociación que ayuda a personas que han perdido la vista y ayuda a entrenar a perros guía.

15895056_266628997089514_6512106680584846029_n

Amit Patel, de 37 años, perdió la vista hace cinco años tras ser diagnosticado con queratocono —una enfermedad que modifica la forma de la córnea—. Tras recibir implantes en ambos ojos, su cuerpo los rechazó por lo que consiguió un perro guía.

Ahora con la ayuda de Kika, Patel puede guardar evidencia de la discriminación que sufre al tomar el transporte público y al caminar por las calles de Londres.

“Todo empezó cuando la gente comenzaba a bloquearme el paso y a golpear a Kika con sus paraguas o bolsos para quitarla del camino…Hay taxistas que me ven y no hacen la parada, personal en la estación de trenes que me ignora o gente que toca a Kika y la distrae.”

 

El video forma parte de una serie de pequeños clips que Seema, la esposa de Amit, sube a la cuenta de Twitter de Kika, donde se ve parte del recorrido diario de ambos. En él se muesta cómo el staff de la estación de transporte lo ignora cuando lo ve, hasta que tiene que pedir ayuda.

Al llegar a casa, Patel sube los videos a su computadora y si durante el día sintió que alguien le faltó el respeto, le muestra las imágenes a su esposa para corroborarlo.

swns_blind_abuse_3-1024x682

“La peor parte es la desaprobación y los comentarios negativos a mis espaldas. La gente es tan mala y arrogante que asume que pueden hacer lo que quieran. Una vez una mujer dijo que debía disculparme por detener a la gente tras de mí. Le pregunté si debía disculparme por ser ciego y dijo que sí.”

A pesar del excelente trabajo que Kika hace, a veces los golpes constantes la estresan, lo que provoca que no pueda cumplir su objetivo. Sin embargo, Amit está muy agradecido con ella pues una vez le salvó la vida:

“Cuando un auto se pasó un semáforo en rojo, ella se puso frente a mí y recibió el golpe. Sólo le rozó la nariz pero tuvo que esperar tres días para volver a trabajar”.

swns_blind_abuse_14-1024x682

 

Contanos que te parecio la nota