CFK insiste en no prestar declaración indagatoria y calificó la causa Hotesur como “Disparate jurídico”

09-11-2017
"Se impulsa una investigación penal sin que se me atribuya un hecho puntual, concreto y específico", escribió. A la salida demoraron a un hombre que le quiso dar un "Premio Oscar" de plástico

La expresidenta Cristina Kirchner presentó un escrito hoy en la indagatoria por presunto lavado de dinero en la causa Hotesur, y aseguró que la acusación es un “disparate jurídico” en su contra.

“Todo esto no tiene demasiado sentido, los hechos que se describen ya fueron juzgados en siete causas con sobresemiento firmes, incluso este mismo juzgado y fiscalía. Todo esto no es más que un inmenso disparate jurídico del cual no pienso formar parte”, sostuvo Cristina Kirchner en el escrito.

“No me pienso prestar a esta ficción de jueces que te leen tus derechso pero que luego no los aplican, lo mismo para los fiscales. No hay estado de derecho en la Argentina y quiero dejar constancia de esto en la causa”, añadió al pedir el sobresimiento en la causa por lavado de dinero.

La expresidenta en un trámite que no duró más de veinte minutos rechazó que se le lea la imputación en su contra, pues ya dijo que conocía la acusación, y por ello la brevedad de la audiencia de la que participó además el fiscal federal Gerardo Pollicita.

En el escrito, Cristina señaló que la firma Hotesur, hoy a cargo de sus hijos Florencia y Máximo, es una “empresa familiar” y negó los delitos de lavado de dinero.

“solo se hace referencia a operaciones comerciales regulares y lícitas que fueron declaradas ante los organismos competentes, instrumentadas de conformidad con las prácticas legales, bancarizadas y por las que se pagaron todos los impuestos correspondientes”, según el escrito.

“Son tantas y tan groseras las mentiras que se han dicho, que la acusación ingresa en el terreno del ridículo (del que no se regresa) afirmándose, entre otras cosas, que se buscó obtener dinero efectivo para adquirir los hoteles que luego fueron alquilados con la compra previa de departamentos, en vez de su venta”, sostuvo.

Incluso, se quejó que se acuse a su hija Florencia de “responder por supuestos actos de lavado de activos que, imaginariamente, habrían tenido lugar cuando ella tenía apenas quince años”.

Además, defendió la compra de tierras fiscales por parte de los Kirchner en Santa Cruz, así como la adquisición de los hoteles Las Dunas, Alto Calafate y La Aldea del Chaltén.

Por último, aseguró que hay una “falta de fundametnación de la hipótesis acusatoria” y pidió su sobreseimiento.

   A la salida por el acceso lateral, Cristina Kirchner fue abordada por un youtuber quien intentó hacerle entrega de una oscar de plástico, para lo cual vulneró el vallado establecido por efectivos de Policía Federal.

Pero una rápida reacción de los policías, lograron evitar que pudiera tomar contacto con la expresidenta: el joven fue demorado, se lo identificó y luego expulsado de los tribunales.

En el caso Hotesur, se sospecha del alquiler por parte de Valle Mitre, de Báez, de varias plazas hoteleras del Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea, todos hoteles pertenecientes de los Kirchner.

La firma Valle Mitre fue la antigua administradora de la firma Hotesur y desde el 2013 siguió ejerciendo ese rol la firma IDEA, del empresario Sanfelice, quien fuera socio de Máximo Kirchner en emprendimientos inmobiliarios.

Desde 2009 a 2013, Lázaro pagó 27.592.110 de pesos por alquiler de plazas hoteleras en el Alto Calafate, y también un canon mensual de 40 mil dólares.

Contanos que te pareció la nota